Cada negocio, empresa o marca tiene una historia que contar. Sin embargo, esto no siempre es visible o evidente para los clientes ya que posiblemente aún no ha sido identificada, ni se sabe cómo contarla para generar impacto entre el público objetivo. Las buenas historias no contadas pueden hacer la diferencia entre un simple producto y un producto inspirador; entre una compañía cualquiera y una compañía con significado. Eso es lo que logra el storytelling en las personas.

¿Qué es el storytelling?

Es el arte de contar historia con la finalidad de conectar profundamente con las emociones de la audiencia.
Aplicado al marketing, el storytelling es contar una historia relacionada con la empresa, su producto o servicio que genere una conexión emocional con sus clientes, que busca despertar algo en ellos, nostalgia, esperanza, alegría, inspiración…

La intención del storytelling es atraer al consumidor, hacer que nos recuerde, ganar su confianza y fidelizarlos.

Contar sucesos se adapta perfectamente al medio digital, posibilitando el apelar a las emociones de la comunidad online perfectamente, siempre y cuando se establezca en un plan de contenidos.
Conectar con las emociones del consumidor y provocar en él un sentimiento que le haga recordar nuestro mensaje, es más efectivo que mostrar una oferta sumamente atractiva o un eslogan y resulta realmente beneficioso a la hora de generar engagement en la comunidad online y duplicar el alcance de la marca.

Ventajas del storytelling

El storytelling se ha popularizado en el marketing como una herramienta para conectarse con las audiencias, salirse de la manera segmentada y fría de hablar exclusivamente de negocios y lograr mayor empatía con clientes potenciales.
El comportamiento del consumidor actual, ya no sólo es válido generar acciones de ventas tradicionales, hay que iniciar estrategias de marketing de contenidos que resuelvan los problemas, pero sobre todo tomar la idea de contar historias muy en serio para empezar hacer ruido y lograr reconocimiento del público objetivo pero con recordación de marca.

Algunas de las ventajas que aporta a nuestra empresa e imagen de la misma son:

Implanta personalidad – Una de las ventajas de usar las historias para tocar las emociones de la audiencia es que con el paso del tiempo, la marca va implantando su propia personalidad, por lo que es mucho más fácil atraer al tipo de público al que apunta.

Genera confianza – Una historia no sólo cuenta una realidad de manera diferente, muestra un lado diferente. Da a conocer aspectos desconocidos y genera confianza.

Crea mayor conexión – Crean una conexión profunda y emocional, diferente a todos los demás argumentos funcionales y de desempeño que pueda estar dando a su cliente potencial. El consumidor actual busca algo más allá que un simple producto o servicio, en múltiples ocasiones desea interactuar con sus marcas y están pidiendo que se les de algo más que un producto.

Apela al lado emocional – Una historia nos hacen humanos y cercanos. Convierte la imagen fría de una empresa anónima en personas en las cuales se puede confiar.

Viralidad – Construir un mensaje que llegue, emocione y provoque sentimientos que logre impactar con la opinión de un segmento de mercado posibilitará que tenga todos los elementos para volverse viral. Esto hará que se exponga ante una audiencia más grande y logre capturar la atención de potenciales clientes yendo más allá de lo que imagino en un principio.

¿Cómo usar el storytelling?

Las historias de los inicios de una empresa, las motivaciones que tuvo para crearse, cómo logró superar las adversidades para sacar adelante el negocio, etc, son algunas de las formas en las que una compañía puede empezar para hacer uso del storytelling en los negocios.
Desarrollar un poco de los siguientes puntos son un buen comienzo para conectar con los consumidores o potenciales clientes:

Cómo lo hacemos – En ocasiones, contar lo que pasa detrás de nuestro trabajo y día a día con curiosos o interesantes detalles que lo hacen especial, puede ser la razón y el diferencial que un cliente potencial está buscando.

Qué nos inspira – Contar la esencia de lo que nos mueve todos los días, el significado que tiene trabajar por lograr algo que trascienda y el por qué se realiza.

Cómo surgió la idea – El contar su historia y la forma cómo surgió su negocio, basándose en lo que quería lograr o cómo al no haber una solución disponible en el mercado se decidió a desarrollarla, crea algo llamativo sobre lo que vale la pena hablar.

Obstáculos superados – El haber superado estos obstáculos y momentos difíciles lo hace más cercano y apreciado.

Conozco sus desafíos – Identificar claramente los desafíos de los clientes potenciales y comenzar a contar una historia enunciándolos, hablando de ellos y desarrollándolos, hará que estemos mucho más cerca de llamar su atención y lograr su preferencia a la hora de contratar nuestros servicios o elegir nuestros productos.

Imágenes | Shutterstock, BC&S y Pixabay



Deja un comentario