La publicidad programática es una nueva forma de hacer marketing. Te permite llegar a tu público objetivo de forma concisa y directa.
Podemos decir que es un tipo de publicidad digital que ofrece información que seguro resultará relevante para el usuario que la reciba.
Gracias a las nuevas tecnologías obtenemos datos que nos permiten dirigir nuestro mensaje únicamente a aquellas personas susceptibles de estar interesadas en nuestra publicidad. Se discrimina, por tanto, toda esa invasión informativa a la que los usuarios estaban sometidos anteriormente.

Zenith estimó que La publicidad programática crecería un 31% en 2017, mucho más rápido que el resto de canales digitales. Este ranking lo encabezan EEUU seguido por el Reino Unido y China.
Según datos recogidos por Magnaglobal la inversión en publicidad programática a nivel mundial para este 2017, podría alcanzar los 33 mil 300 millones de dólares.

¿Qué hace tan interesante a la publicidad programática?

Decir que el mundo de la publicidad está cambiando es obvio, por tanto la forma en la que esta llega a los distintos usuarios también debe evolucionar.

Es evidente que vivimos en una era digital donde las personas se ven sometidas en muchos casos a un exceso de estímulos.
Por esta razón, saber cuándo y dónde mostrar nuestra publicidad es vital para que la información que queremos trasmitir no se pierda en la inmensidad de la red sin ser visualizada o leída.

Con la Publicidad programática podemos acotar el horario en el que vamos a mostrar nuestra información y decidir la periodicidad con la que queremos hacer llegar nuestro mensaje y segmentar tanto como deseemos, para que nuestra campaña llegue únicamente a aquellos usuarios a los que queremos dirigirla, en otras palabras y usando esa acepción que tanto se utiliza y hemos en marketing: llegar directamente a nuestro target.

Los parámetros que podemos elegir para seleccionar a los destinatarios de cada una de nuestras campañas pueden ser muy diversos: situación geográfica, estudios, edad, estrato social, sexo, etc.

Sin asomo de duda podemos asegurar que la publicidad ha entrado en una nueva etapa, si este tema os parece interesante, os invito a que veais este video How Programmatic Advertising Works.

Como previamente habremos hecho un análisis de a quién queremos dirigirnos, cuando y donde, el receptor no verá interrumpida su experiencia de usuario al navegar por la red recibiendo anuncios o publicidad que le incomoden.

Esta parametrización nos ofrece una enorme ventaja y es que nuestra campaña aparecerá en el contexto adecuado, nuestra publicidad llegará en un formato pensado para especialmente para el receptor, por lo que el usuario estará predispuesto a escuchar el mensaje que le trasmitimos.

El mayor peligro de una campaña es que el destinatario la rechace sin apenas leerla, gracias a la publicidad programática minimizamos al máximo esta posibilidad.

Un artículo interesante que os invito a leer es el de Roger Bretau, especializado en Inbound Marketing: MarketingenRedes

Imagenes | Pixabay



Deja un comentario